viernes, 14 de diciembre de 2012

Callos a la Asturiana


Se acerca el fin de semana, tenemos más tiempo algo que la receta de hoy requiere. Me gustan muchísimo los callos a la asturiana, siempre me apeteció hacerlos pero nunca hasta estos días tuve valor. Los madrileños me gustan poco ya que son grandes como sábanas y añaden morcilla a la preparación desvirtuando (al menos para mí) su sabor.
Callos a la Asturiana:
  • 1 kg de Tripa de Ternera
  • 1 Mano de Cerdo
  • 1 Cebolla
  • 3 Dientes de Ajo picados
  • 1 Cda. Sopera de Pimentón de la Vera
  • 1 Chorizo
  • 100 gr. de Jamón en taquitos
  • 1 Guindilla 
  • Perejil
  • Aceite de Oliva Virgen
  • Sal
  • Agua
  • 1 Limón y Vinagre
El día anterior limpias la tripa frotándole con el limón fuertemente. Los dejas en agua y vinagre toda la noche. Desechas el agua. En una cazuela pones la tripa con agua y un buen chorro de limón. Cuando empieza a hervir, cambias el líquido por otro limpio. Debes de repetirlo otra vez.
Finalmente, en la olla a presión introduces la tripa, la mano de cerdo y la cebolla entera pelada. Cubres de agua. Dejas que cueza al menos 1,30 horas, depende de tu olla.
Cortas en trozos pequeños las tripas y quitas la piel, deshuesas y picas la mano de cerdo, sale poca carne pero es igual, lo importante ya lo ha hecho, nos ha dejado en el agua la gelatina. Cuela el agua un par de veces y reserva.
Cubres la base de una cazuela con el aceite, cuando esté caliente rehogas los ajos, el perejil, el chorizo cortado en trozos, la guindilla y los taquitos de jamón. Quita del fuego y añade el pimentón. Incorporas las carnes y ´cubres con el agua de la cocción.
Deberán de cocer 1,30 horas. Si es necesario añade más agua de la cocción poco a poco. Rectifica de sal.
Tendrás que dejar reposar un día. Están muy buenos y no es nada complicado. Animaros. Sólo necesitáis comprar un buen pan, jejje. Están buenísimos en unas canastinas de hojaldre como aperitivo. Espero que os gusten. Bsss

Nota: ¿os gusto el cucharón? a mí me apasiona, tiene 60 años o más,  jejeej es un poco viejuno, 





16 comentarios:

  1. En fin, muy a mi pesar te tengo que dar la razón... los callos asturianos son bastante mejor que los de mi aldea.... Totalmente de acuerdo que la morcilla desfigura todo el sabor, debo decir que en el cocido también, lo suyo es cocerla aparte.
    Tus recetonas y mi quietud forzosa me están dejando como el tordo ... de cuello estrecho y c.... gordo huuuummmmm. ¡Buenisima receta la guardo y la comparto !!!!! bssssss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sorry I'm Lapin

      Eliminar
    2. jajaj, ya lo sabía, no te preocupes yo también aunque yo no esté quieta, bss

      Eliminar
  2. Me encanta tu blog! me habló de él fon fishing :-) yo también tengo soy asturiana y tengo un blog, bueno, empiezo ahora, te lo dejo, un abrazo
    www.lacucharinamagica.com

    y sí, nada que ver con los callos madrileños que dan un grima que te mueres, te encuentras con media oreja en el plato...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. gracias Noelia, te iré a ver bsss

      Eliminar
  3. Uff!! no te voy a quitar razón, pero es que los callos yo no los como :( pero por aquí se comen también, aunque no tengo ni idea de cómo, ni de los ingredientes, así que si alguien me pregunta, los tuyos son los mejores ;)
    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajaj Caty gracias no lo dudes, bsss

      Eliminar
  4. Que ricos Marga, yo los tengop programados como menu para el Domingo, un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. te adiviné el pensamiento, jjejejeje, bsss y suve tu receta

      Eliminar
  5. ¿quieres que te diga la verdad? a mí los callos me entusiasman, pero todos, no les hago ascos a ninguno. Cada vez que he ido a un sitio que me recomiendan los callos, zás, los pido. Soy una incondicional, pero nunca los he guisado en casa. Es que a nadie le gusta, y casi casi que cuando he comprado de esos preparados, por darme el capricho, me los tengo que comer a escondidas, porque me ponen la cabeza como un bombo con las cosas que me dicen. Pero estos tuyos, que sepas, que me han derretido el gusto.
    Si yo los pillara....
    Besotes mi niña.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nuria, igual que yo los pido siempre!!! jeje, la verdad que los preparados en las carnicerías están exquisitos..así que no te escondas a tu bola, jejeje bsss

      Eliminar
  6. Marga querida tus callos se ven estupendos. Pero te he decir un par de cosas. En mi casa se preparan callos de toda la vida. El tamaño (al menos los de mi casa) es pequeño, cada trocito de tripa entra en la cuchara y por descontado en la boca. si tienes razón en cuanto a lo de la morcilla, pero de oreja nada de nada, los callos a la Madrileña no llevan oreja, si llevan pata, pero de ternera, no de cerdo, lo que les aporta una gelatina espectacular, también llevan jamón a taquitos. Por lo demás son parecidos a los que tu nos presentas, que tienen una pinta divina, eso si peligrosa la salsita, que con una hogaza de pan no tendrás suficiente. Aquí en Madrid es muy típico servirlos con garbanzos. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Rosalía, estos son también pequeñinos, oreja no les he puesto, me parece muy buena la idea de la pata de ternera, quizá nos anime para el tema del colesterol..si lo peor es el pan....requetemoja, jejej bss

      Eliminar
  7. En casa les fascinan, cuando viví por esa tierra cruzando el océano, me traje varias recetas con callos aquí le llamamos "menudo"..tengo que hacerles un día de estos tu receta!

    Mil besos linda.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mayte, dedica un ratito a los "menudos", están muy ricos, y tienen una conservación estupenda, bss

      Eliminar
  8. QUE BUENOS !!! Me encantaba hacer una tpa de callos aun que nada que ver con esta receta que maravilla !!!!! que ricos !

    ResponderEliminar

Me encanta que dejes tu comentario, me alegra el día.