miércoles, 18 de noviembre de 2020

Roscos de Vino y Glaseado de Anís

 

Te cuento que esta receta medio me la inventé, jajaja. Siempre me han encantado las rosquillas de anís, ya lo sé, son un poco vintage pero estar están riquísimas (tan vintage y artesanas como mis fotos de hoy). Recuerdo que de pequeña comprábamos unas buenísimas en Grado  de vuelta de pescar en el Narcea, me entusiasmaban.

Hace unos días en el programa de recetas tradicionales de Canal Cocina, es ese que cocinan hiper incomód@s en cocina de leña medio agachad@s, una señora preparaba unos roscos de vino, le cogí la base de la receta y el resto me la monté a mi manera, jajaj. 


Roscos de Vino y Glaseado de Anís:

Masa:

  • 220-250 gr. de Harina de Trigo de Repostería
  • 50 gr. de Maizena
  • 75 ml de Vino Blanco
  • 75 ml. de Aceite Vegetal
  • 1 Cda. de Azúcar (el dulzor se lo da el glaseado)
  • 1 cdta. de Levadura Química
  • 1 Pizca de sal

Glaseado:

  • Anís de la Asturiana Dulce ó 50 ml de Ginebra, 50 ml de Agua, 1/2 Cda. de Azúcar y Anís Estrellado.
  • Azúcar Glacé


Si no tienes anís como me ha pasado a mí, la noche antes prepara un almíbar ligero, infusionas a fuego suave (en el 3) la ginebra, el agua, el azúcar y el anís estrellado, con díez- quince minutos es suficiente. 

Reserva en la nevera con el anís estrellado.

Tamiza las harinas, añade la sal, incorpora el azúcar junto con la levadura. Añade poco a poco los líquidos, amasa en el bol. Deja reposar 10 minutos. Coge un trocito de la masa, forma un rulo y une los extremos formando el rosco. Sigue preparando roscos, no hace falta que sean iguales, son artesanos!!!.

Incorpora en tu fuente de horno cubierto con papel vegetal. Introduce en el horno que has precalentado a 180ª durante 15- 20 minutos, dependerá de tu horno, los tres últimos sube a 200º para que cojan un poco de color.


Mientras tanto prepara el glaseado mezclando el almíbar de anís o el anís con el azúcar glacé, tiene que quedarte un glaseado bastante cremoso.


Retira del horno y aún calientes introduce la superficie de cada rosquilla en el glaseado. 



Sólo tienes que dejar enfriar hasta que el glaseado se endurezca, eso sí puedes, jajaja. Deliciosas, te lo aseguro.

Espero que te guste, bsss

Leer más...

martes, 10 de noviembre de 2020

Sopa de Champiñones, mi versión de Jamie Oliver



Si alguien me deja alucinada es Jamie Oliver, esa cocina  en su finca inglesa y esa forma de cocinar me chifla,  no para mí que te prometo que soy mucho más cuidadosa, jajaj,  me divierte y me parece un crack. Me encanta versionarle he imitado sus Koftas de Cordero con una salsa Tatziki, que puedes ver aquí o su hamburguesa de su restaurante Jamie's Italian (ahora cerrado, qué pena) que puedes ver aquí

Sus programas en el campo son geniales y ni te cuento cuando se va de panda por Italia con su amigo amalfitano Gennaro, al que también copié su riquísima Calzone cuya masa adopté para todas mis pizzas, aquí te dejo la receta por si acaso no la viste.

En fin, ayer me lo volví a encontrar zapeando en esa tarde-noche de aburrimiento debido al doblete de cierre que tenemos, ufffff, y al menos me alegró un poco, le vi preparar esta sopa y...la hice hoy para comer, me pareció riquísima.


Sopa de Champiñones, mi versión de Jamie Oliver:

  • 250 gr. de Champiñones en láminas
  • 1 Cebolla Morada
  • 2 Dientes de Ajo Picados
  • Tomillo Fresco o Seco
  • Pan del día anterior (173 de una chapata o similar)
  • 750 ml de Caldo de Pollo o Vegetal
  • Queso Manchego curado, Parmesano, Grana Padano
  • Aceite de Oliva Virgen Extra
  • Una cazuela o tartera apta para horno

Cubre la base de tu cazuela, la mía una fantástica de Pereruela,  con el aceite, saltea abundante tomillo con el ajo muy picado y la cebolla cortada en juliana fina. Cuando empiece a estar transparente añade los champiñones en láminas. 

Cuando empiecen a cambiar de color, añade el caldo y a los cinco minutos la miga del pan en trozos. Deja que se deshaga un poquito y que se mezcle con el resto de ingredientes. Incorpora queso rallado. 

Cubre con la corteza de pan, espolvorea con queso, tomillo y un chorrín de aceite. Introduce en el horno que has precalentado a 250º durante 20 minutos. Lo que buscamos es que la corteza quede muy crujiente y la sopa muy melosa, quizá tu horno no necesite tanta graduación, tú lo conoces, yo no, jajajaj.

Espero que te guste, a mí me encantó. Bsss



Leer más...

jueves, 5 de noviembre de 2020

Cuernos de Gacela #CookingTheChef



Nuevo mes y nuevo reto de las chicas de CookingTheChef. En general me encantan todas sus propuestas, y ya son muchas te lo aseguro, esta vez  el reto supera cualquier otra, al menos para mí, se trata de preparar una receta de la Gastronomía del Andalus, uauhhhh.

Te trascribo lo que ellas nos cuentan como introducción a la receta. "Al-Andalus, es el nombre que los árabes le dan a la Península Ibérica. Abarca el periodo de los años 711 a 1492. Al-Andalus se integró políticamente al Califato Omeya, en año 756 se convirtió en
el Emirato de Córdoba y ya en el año 929 en el Califato de Córdoba. En el 1031 se disuelve el Califato de Córdaba y el territorio se dividió en los primeros Reinos de Taifas. Con el avance de la
Reconquista, el territorio de Al-Andalus se fue reduciendo hacia el sur desde el norte, hasta la toma de Granada por los Reyes Católicos en 1492. A pesar de ello la mayor parte de la población
musulmana se quedó en la pensínsula, convertidos al catolicismo (moriscos)"




La comida árabe no me puede gustar más, he tenido que rebuscar porque no quería repetir mis recetas marroquís como las Tagines de Pollo o de Cordero que preparé con mis Limones Encurtidos o mi baklava o estas de bocado hechas en masa kataifi o mi pan simit o bagel turca o el pide o pizza turca que te conté hace un montonazo, en fin que me gusta, jajajaj, ¿se nota?.

Hace años vi una peli o una serie, no me acuerdo muy bien, en la que el protagonista ofrecía siempre a sus invitados Cuernos de Gacela, qué nombre tan bonito ¿verdad?. Pues casi tan bonito como ricos. ¿Lo intentamos? Yo he versionado la receta de mi amiga Carmen, ¡¡¡que buenos momentos nos regaló con Tía Alia!! 

Cuernos de Gacela #CookingTheChef (10-12 uds)


Masa

  • 125 gr. de Harina de Trigo
  • 1 Clara M
  • 10-15 gr. de Mantequilla diluida

Relleno

  • 125 de Almendra sin tostar
  • 125 gr. de Azúcar
  • 10 ml de Zumo de Limón (1/2)
  • Piel rallada de 1/2 Limón sin la parte blanca
  • 10 ml. de Agua de Azahar

Azúcar Glace para espolvorear


Tritura las almendras, si quieres puedes utilizar almendra molida para ahorrarte este paso. 


Ralla la piel del medio limón y mezcla con el resto de los ingredientes del relleno. Forma una bola y reserva envuelto en papel film.


Tamiza la harina y mezcla con el resto de ingredientes de la masa. Debe de reposar 15 minutos cubierta con tu paño de cocina.


Forma un rulo con la masa y divide 10-12 partes iguales. Extiende con el rollo de amasar. Forma un rulo con el relleno.

Une los lados apretando bien para que la masa no se salga. Quita los sobrantes. Forma un cuerno o una media luna.


Incorpora a tu bandeja de horno forrada con papel vegetal e introduce en el horno que has precalentado a 170 grados durante 20 minutos evitando que se doren.



Retira del horno y espolvorea con azúcar glace ayudándote de un colador. Si no tienes Agua de Azahar, sustituye por zumo de limón. Son riquísimos. 

No dudes en ver las recetas que han hecho mis compañer@s, estoy segura que será un espectáculo, aquí te dejo el enlace.


Espero que te guste, bsss 






Leer más...

martes, 27 de octubre de 2020

Rollo de Bizcocho de Tomate con Salmón Ahumado y Crema de Queso

 



Receta super exitosa. Ha gustado muchísimo. Sabores fuertes que forman un conjunto buenísimo. Es un aperitivo fantástico muy fácil de hacer. Puedes combinar con otros ingredientes, yo no lo haría, así nos ha encantado y te aseguro que tuve un montón de probadores muy enterados y buenos cocineros. Jajaja, soy un poco atrevida.




Rollo de Bizcocho de Tomate con Salmón Ahumado y Crema de Queso:


Bizcocho:

  • 3 Huevos L
  • 3 Cdas. de Tomate Concentrado
  • 2 Cdas. de Aceite de Oliva Virgen Extra
  • 1 Cdta. de Levadura Química
  • 80 gr. de Harina de Trigo
  • Sal


Relleno:

  • 1 brick de Salmón Ahumado
  • 1 Caja de Crema de Queso
  • Mostaza con Eneldo (a tu gusto)
  • 8 Pepinillos en Vinagre en rodajitas pequeñas
  • 2 Cdas. de Manchego muy curado, Parmesano o Grana Padana rallado



Monta las claras a punto de nieve con una pizca de sal, deben de quedarte duritas. En otro bol, varilla las yemas junto con el tomate concentrado, el aceite y la sal. Añade la harina que has tamizado y la levadura. 

Incorpora en tres veces las claras, la primera sin demasiado cuidado, las otras dos con movimientos envolventes de abajo hacia arriba para no perder el aire de las claras.


Forra tu bandeja de horno con papel vegetal, incorpora la mezcla anterior bien extendida. Da unos golpes en la encimera para que se extienda mejor, introduce en el horno que has precalentado a 160º durante 5-7 minutos.

Retira del horno, deja enfriar, despega con cuidado del papel. Humedece tu paño de cocina y envuelve tapando los laterales y formando un rollo, el ideal es que la masa no se toque y quede protegida con el paño, puedes hacerlo también utilizando dos paños.

Prepara el relleno, mezcla todos los ingredientes excepto el salmón. Cubre el bizcocho y en medio incorpora las lonchas de salmón.

Forma un rollo y presenta en tu bandeja con el cierre hacia abajo. Y ya está, aperitivazo!!! No te preocupes si se te rompe un poco, nadie lo va a notar. Imprescindibles los pepinillos, el crujiente que aportan es genial.



Espero que te guste, bsss

Nota: si no eres muy fan del tomate puedes hacer una plancha blanca de bizcocho genovés, aquí tienes la receta.
Leer más...

jueves, 22 de octubre de 2020

Pan de Vino Tinto con Orejones




Hace unos días estuve en el Hotel Abadía Retuerta L' Domaine, qué maravilla de lugar. Se trata del antiguo Monasterio de Santa María de Retuerta que data de 1146 en Sardón del Duero, provincia de Valladolid. fabulosamente rehabilitado por los propietarios de las Bodegas del mismo nombre.

Cené en su restaurante Refectorio, galardonado con una estrella Michelin, no es de extrañar,  me encantó.

Como siempre, hago mi más o menos versión de alguno de los platos que pruebo, esta vez le ha tocado a un excelente pan de vino tinto de sus bodegas, que me pareció exquisito. Y lo dicho, mi versión, ya que he hecho muchos cambios o eso creo. No se parece demasiado pero este también está exquisito, te lo aseguro, jajajaj, si no puedes preguntar a #misprobadores, voló en segundos

 

Pan de Vino Tinto con Orejones. (2 piezas)


  • 500 gr. de Harina de Trigo
  • 285- 300 ml de Vino Tinto
  •  10 gr. de Sal
  •   4 gr. de Levadura Seca de Panadería
  • 6-8 Orejones
  • Sal de vino tinto en escamas




Tamiza la harina y mezcla con la levadura y la sal, forma un hueco en el centro y añade poco a poco el vino tinto, depende de la densidad del que utilices necesite un poco más, amasa dentro del bol y deja reposar cubierto con un paño durante 10 minutos.

Enharina la superficie de trabajo, amasa haciendo pliegues sobre si misma durante un minuto, cubre y deja reposar durante 10 minutos.

Repite la operación hasta que la masa esté lisa y no se te pegue a las manos. Añade los orejones cortados en trocitos. Incorpora a tu bol o a un baneton como yo, cubre con un paño de cocina y deja levar hasta que doble su tamaño

Divide la masa en dos partes. Forma los panes  y deja levar al menos media hora, no hace falta que doblen su volumen. Yo lo he hecho en la fuente de horno cubierta con papel vegetal enharinado.


Da la vuelta a los panes, de manera que te quede la costura hacia arriba. Espolvorea con las escamas de sal. Introduce en el horno, en el que has puesto un recipiente con agua si no tienes horno de vapor,  que has precalentado a 220º. Baja la temperatura a 200º.

Retira el recipiente con agua a los 10 minutos y deja cocer el pan alrededor de 35- 40 minutos más.




Así me lo llevé al aperitivo. El color es precioso ¿verdad?



Este es el trocín que pude rescatar para que veas como queda por dentro. Yo le he acompañado con un paté y un buen queso, tú eliges cual.

Si tienes oportunidad, no dejes de conocer la Abadía, es una maravilla.

Espero que te guste, bss

Leer más...