lunes, 5 de agosto de 2019

Pan de Cristal




Hace tiempo que quiero intentar hacer este pan tan de moda ahora en los restaurantes. Es cierto que es un pan delicioso con una corteza super crujiente y una miga llena de agujeros o alveolos.

¿Qué como se consigue?. Pues con paciencia y utilizando una masa super hidratada (85%) que a la vez que es casi imposible de manejar resulta muy divertido.

Le he pedido prestada la receta a  mi amiga blogger Miriam, El Invitado de Invierno y de momento parece que me ha salido bastante bien para ser la primera vez. 

La miga no se vé muy bien porque tengo la mala constumbre de hacer la foto nada más sacar el pan del horno, y claro aún está húmedo, !!!Marga contente!!!!




Pan de Cristal: (2 uds)


  • 300 g de Harina de Repostería
  • 250 ml de Agua
  • Sal
  • 9 g  de levadura fresca     

En un bol amplio, mezcla todos los ingredientes. Traspasa a una bandeja que has aceitado,  e intenta hacer pliegues sobre sí misma, en un sentido y en otro.


Deja reposar durante media hora.



Repite el proceso de plegado y reposo otras tres veces.



Deja reposar para que fermente cubiertoa con papel cocina al menos una hora o hasta que doble su volumen. Miriam le deja durante 12 horas en la nevera.


Enharina tu fuente de horno e incorpora la masa, no la toques mucho no queremos desgasificar. Divide en dos partes y forma con mucho cuidado las dos barras. Yo las he dejado un poco gorditas, puedes hacerlas más finitas.



Introduce en el horno que has precalentado a 240º durante 25-30 minutos. Este pan es delicioso, esa super corteza crujiente, ummmm. 

Corta una rebanada, divide en dos horizontal y tendrás en ambas esa riquísima corteza crujiente.

Es un acompañamiento perfecto en cualquier aperitivo con embutidos, quesos o con un simple chorrín de un buen aceite de oliva virgen extra. Sé que te va a divertir hacerlo.


Espero que te guste, bsss
Leer más...

lunes, 29 de julio de 2019

Provoleta con salsa Putanesca y su pan



Nunca entenderé como hay personas a las que no les gusta el queso. No sólo eso, si no que a quien no le gusta desarrolla un instinto tan reacio hacia él que la pregunta siempre es ¿lleva queso? 

Reconozco que para mí es un ingrediente imprescindible en casa y todossss toditosss los días me tiento  sea el que sea, es que me gustan hasta los quesitos, así es imposible adelgazar,  jajajjaja


Y bueno, para que contar bien derretido, recién salido del horno, ahí ya me moríiii.


Provoleta con salsa putanesca y su pan:


Provoleta:

  • 2 Lonchas de Provolone de más o menos 1,5 cm. 
  • 1 bote de  Tomate Natural Triturado
  • 1 Diente de Ajo
  • 8-10 Aceitunas Negras
  • 1 Cda. de Alcaparras
  • 8 Anchoas en conserva en Aceite de Oliva
  • 1 Guindilla (opcional)
  • Orégano
  • 1/2 Cdta. de Azúcar
  • 1-2 Cdas. de Aceite de Oliva Virgen Extra

Grissini: receta aquí



En una sartén (si es apta para horno mucho mejor) a fuego medio, incorpora una o dos cucharadas de aceite, el diente de ajo muy picado y el tomate. Cuando empiece a chupchupear, añade las alcaparras picadas, las aceitunas cortadas en láminas, las anchoas y la guindilla picadas. 

Baja el fuego, añade el azúcar. Pasados cinco minutos, toca probar dependerá de la acidez del tomate y de tu gusto para añadir más cantidad de cada uno de los ingredientes. Retira del fuego.

Mientras tanto, prepara el pan como te he contado aquí, hoy he preparado las barritas más gorditas y he espolvoreado unas con semillas de sésamo y otras con semillas de amapola.



Así han quedado las barritas. 



Incorpora en la sartén (recuerda apta para horno) las láminas de provolone, espolvorea con el orégano y un chorrín de aceite. Introduce en el horno que has precalentado a 180º durante 15 minutos o cuando la maravilla de provolone esté deshecho. 

Sirve en el momento, necesitarás platitos pequeños para servir o directamente que cada un@ se haga con su grissini y se arregle, jeejje, seguro que l@s queser@s te hacen la ola.

Espero que te guste, bsss
Leer más...

jueves, 25 de julio de 2019

El Primer Puré de Inés



En La Cocina de Las Casinas tenemos una nueva comensal. Nuestra pequeña Inés, hija de mi sobrina S y de A. 

Inés, es preciosa, super buena, muy simpática y tranquila y además parece que el tema #probarcosasnuevas lo va a llevar de cine. Tengo la suerte de que me ha tocado prepararle su primer puré.

Por supuesto es un puré muy básico que sabrás hacer de maravilla, a mí lo que me hace ilusión es contártelo.

El Primer Puré de Inés: (3-4 platitos)


  • 3 Patatas Nuevas Medianas
  • 1 Puerro Mediano
  • 1 Zanahoria Mediana
  • 500 ml ó 2 Vasos de Agua Mineral
  • 1 Cda. de Aceite de Oliva 0,4º


Lava, pela y pica las verduras (este trabajito lo ha hecho su bisabuela que está loca con ella). Rehoga cinco minutos en el aceite, añade el agua y deja cocer hasta que las verduras estén blandas. Pasa por la batidora y por el pasa puré. Intenta que te quede muy cremoso y sin grumos. Por supuesto si tienes un robot de cocina la tarea se facilita muchísimo. 

Si lo crees necesario añade un poco más de agua. Yo no lo he hecho. De momento no se puede poner sal.




A Inés le ha encantado y a mí más el preparárselo, nos tiene loc@s a tod@s, jaja . Espero que te guste, bsss


Leer más...

lunes, 22 de julio de 2019

Tarta Sofía





Hace unos días mi hermana LolaO, me comentó que en su viaje a Sofía, habían probado una tarta exquisita en el Restaurante Cactus cuyos ingredientes principales eran unas capas de bizcocho de pistacho, una especie de chantilly,  fresas y una cobertura de chocolate blanco.

Como soy aquí te pillo aquí te mato, jajaj, me puse a ello pensando que muy mal tenia que ir el tema, aunque mi versión no fuese ni parecida, con esos ingredientes todo tenía que salir medianamente aceptable. Ya no encontré en el mercado fresas que sustituí por frambuesas. 



Tarta Sofía:


Bizcocho de Pistacho:

  • 4 huevos L
  • 125 gr. de Azúcar
  • 60 gr. de Harina de Trigo
  • 60 gr. de Pistachos pelados y picados
  • Gotas de Esencia de Vainilla
  • 1 Pellizco de Sal

Crema:

  • 500 ml de Nata Líquida >5% M. G.
  • 1/2 Tarrina de Queso Crema o Mascarpone
  • 125-150 Azúcar Glass
  • 125 gr. de Frambuesas
  • 50 ml de agua
  • 1 Hoja de Gelatina

Cobertura:

  • Cobertura de Chocolate Blanco o 1/2 tableta de chocolate blanco y unas gotas de manteca de cacao.
  • Frambuesa congelada desmenuzada



Empieza con el bizcocho, bate los huevos con el azúcar hasta que la crema triplique su volumen, yo lo he hecho con la batidora. Incorporas la harina tamizada. Mezcla con cuidado con la espátula para que no se te baje la crema.

Cubre la fuente de horno con papel vegetal que has untado con mantequilla y espolvoreado de harina, así no se te pegará.

Vierte la crema, da unos golpes para que se extienda de forma regular, puedes ayudar con la espátula.

Introduce en el horno que has precalentado a 180º durante 15 minutos, con fuego arriba y abajo, o hasta que esté dorado o introduciendo un palito de brocheta, salga seco.

Corta con el  molde de la tarta 3-4 círculos, no te preocupes con el último que tendrás que formarle con varios trozos que te quedan por ahí. Ponle en medio de la tarta, no se va a notar.



Mientras tanto, confita las frambuesas (reserva unas pocas en el congelador para adornar) en un cazo con el agua, retira del fuego, añade la hoja de gelatina que has hidratado en agua fría y mezcla hasta que se deshaga. Cuando se haya templado incorpora y bate con fuerza la crema de queso.  Monta la nata añadiendo poco a poco el azúcar glace. Añade la mezcla anterior. Introduce en 

En el plato de servir y ayúdate con el molde, forma tu tarta, primera capa de bizcocho, siguiente crema y así sucesivamente, la última de crema.

Funde el chocolate en el micro, con cuidado, el chocolate blanco es bastante petardo y se te puede quemar. Calienta 30' a horno suave, bate y así sucesivamente hasta que se deshaga.

Cubre la tarta y adorna con las frambuesas que habías reservado en el congelador desmenuzadas. 

Tuvo mucho éxito. Espero que te guste, bssss
Leer más...

lunes, 15 de julio de 2019

Calamares en su tinta


Son calamares del Cantábrico, de Tapia de Casariego. ¿Qué quieres que te diga? Son una ricurez. Su pesca comienza en junio y dura hasta septiembre, siempre en pequeñas lanchas cercanas a la costa, pescados con potera con el mar calmo y cuando las aguas empiezan a calentar.




Calamares en su tinta: (8-10 px)


  • 3 Kg. de Calamares
  • 5 Cebollas picadas en cuadraditos (brunoise)
  • 2-3 Dientes de Ajo
  • Perejil
  • Vino Blanco
  • 1/2 Copita de Cognac/ Brandy (opcional)
  • Caldo de Pescado
  • Aceite de Oliva 0,4º
  • Sal
  • 3 bolsitas de tinta de calamar
Pide que te limpien los calamares (aunque esta vez me lo curré yo, es fácil). separa las tintas e introduce en un bol con un poco de aceite para que no se sequen. 



Pica los calamares en trocitos y adoba con ajo, perejil y sal.


En una cazuela baja o rondó cubierta con un dedo de aceite, sofríe la cebolla y el resto de los ajos. Cuando la cebolla esté transparente, añades un vaso de vino blanco y si te apetece el cognac (muy recomendable).



Rehoga hasta que reduzca el alcohol, incorpora los calamares y un vaso de caldo de pescado (si no tienes, puedes añadirle una pastilla de caldo de pescado y agua). Cubre dejando algún hueco sin tapar y deja cocer a fuego lento, hasta que estén blandos (40- 50 minutos, dependerá de los calamares).

En este momento añade la tinta, que deberás de colar para evitar las posibles pieles. Si tus calamares tienen poca tinta, utiliza 2-3 bolsitas de tinta.




Son todo un espectáculo, deliciosos, te harán la ola cuando los prepares, acompaña con arroz blanco o unas tostas de pan frito o unas patatas fritas, con lo que quieras.

 Espero que te guste, bss
Leer más...