jueves, 12 de enero de 2017

Pizza de Calabacín, Salami y Gorgonzola


Si hay una pizza que me guste es la de salami un pelín picante. Desde que descubrí como te conté aquí y aquí las pizzas con base de verduras, más sanotas y menos engordonas, jejeje, las he repetido muchísimo, te advierto que están buenisimas y hacen un muy buen papel, debes de probarlas.


Pizza de Calabacín, Salami y Gorgonzola:

  • 1/2 Calabacín
  • 6-8 Lonchas de Salami
  • Parmesano rallado
  • Gorgonzola o el queso que más te guste
  • Salsa de Tomate
  • Albahaca en pasta, fresca o seca, la que tengas
  • Gotitas de Tabasco



Lava y pela el calabacín. Corta en lonchas finas, en mi caso  con la mandolina, quedan perfectas.


Distribuye en círculo las láminas de calabacín, yo lo he hecho en esta sartén que he pincelado con aceite y espolvoreado de harina para que no se pegue. Si no tienes una sartén apta para el horno, hazlo en la bandeja de horno que has cubierto de papel vegetal.

Cubre con el queso parmesano, hará de pegamento y la pizza no se deshará. Añade la salsa de tomate,  las lonchas de salami, unos trocitos de gorgonzola e incorpora la pasta de albahaca en medio. Añade unas gotitas de tabasco.

Introduce en el horno que has precalentado a 180º durante 10- 15 minutos, hasta que el calabacín esté blando, dependerá del grosor de las láminas  Como ves las mías son muy finas y se hizo muy rápido. No me digas que no tiene un pintón, espero que te guste bssss.


2 comentarios:

  1. Yo la hice en el horno y como esta tuya esta de muerte, bsss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Están buenísimas gracias Maria Jose, bsss

      Eliminar

Me encanta que dejes tu comentario, me alegra el día.