lunes, 16 de noviembre de 2015

Un paseo por La Rioja (I): de viaje por Logroño y Bodega Ysios en Laguardia




Llegamos a la pequeña, bulliciosa y animada ciudad de Logroño por la tarde -noche y of course nos dirigimos a las famosas calle Laurel, San Agustín y San Juan. Impresionantes aquellas barras llenas de pinchos o tapas donde cada bar tiene su especialidad. No los he probado todos, jajaja en una noche es imposible, lo que si te recomiendo es que no dejes pasar los Champis del Bar Soriano ( riquísima su salsa secreta) y Angel, me gustó más el del primero, el matrimonio de anchoas, boquerón y pimiento verde de Blanco y Negro,  el bocatita de jamón de Tapa Negra, los embuchados y los ajos asados de Achuri (por cierto jugador del Real Oviedo en los 60),  la zapatilla del Villa Rica, la tortilla rellena de bacalao con salsa de tomate picante de Paganos, todos en Laurel o una excelente ensalada de tomate y un bocatín de anchoa con piparra picante, en El Soldado de Tudelilla en San Agustín


Por supuesto, pincho y pote, en mi caso el blanco de rueda de Marqués de Riscal (ya hablaremos en otro post) y byJose tinto crianza de los preciosos viñedos de La Rioja. 

Nos quedamos con las ganas de probar el pincho moruno de Tío Agus (en obras) en Laurel, las brochetas de Tastavín en San Juan y el entrecotte laminado con patatas y pimiento riojano de La Canilla y el Cochinillo Crocante de Las Cubanas en San Agustín.

Al día siguiente por la mañana teníamos una cita muy especial,  visita y cata en la Bodega Ysios en Laguardia.


Es una pequeña, moderna y preciosa bodega de la Rioja Alavesa, diseñada por Calatrava, en madera y aluminio natural.


Se inspiró en las ondas de la  Sierra de Cantabría que proteje los viñedos. 


y cuyo reflejo en el agua, semejan los toneles o barricas que guardan el precioso vino. 


El nombre de la bodega evoca a la Diosa Isis, y de su marido el Rey Osiris que enseñó a sus súbditos a cultivar los campos. La bodega tiene una producción pequeña de tinto Reserva y Reserva Edición Limitada.



En su elaboración utilizan uva tempranillo de viñedos de 30-80 años de antiguedad. La visita dura una hora, merece la pena ya que la explicación de Amaya es excelente y os lo contará mucho mejor que yo.


No tengo ni idea de la graduación que tiene, en la cata posterior pudimos comprobar que es un vino suave, aterciopelado, con un poco de acidez y muy fácil de tomar. Dejamos descansar el vino en sus botellas hasta que el enólogo decida que ha alcanzado su mejor sabor. 




Me despido desde la sala de catas de la bodega. ¿precioso verdad?


Espero que te guste el paseín, bsss

2 comentarios:

  1. Marga que viaje más estupendo, cada año hago un viajecito a la Rioja y cada año visito un bodega diferente, te recomiendo para otra ocasión Bodegas Contino del grupo CUNE, son un espectáculo.
    Con tu post, recorro virtualmente en mi memoria, todas esas tapas en la Calle Laurel y La Guardia un pueblo precioso de verdad.
    Bss.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Rosalía sigo, mañana o pasado con La Rioja, me apunto a Cvne!!!

      Eliminar

Me encanta que dejes tu comentario, me alegra el día.