domingo, 21 de febrero de 2016

Galletas de Mantequilla, "Peponas" de Noreña (Asturias)


De pequeñ@s y median@s, jajaj, salíamos todos los domingos por la mañana con mi abuelo, bien a caminar por el Naranco y a tomar un par de aperitivos, o a Noreña a ver a su hermana la buena y siempre alegre Tía Bernarda y a nuestras primas. Llegábamos a su preciosa casa, con su tienda en el bajo y una enorme y maravillosa cocina repleta de aperitivos, sobre todo excelentes embutidos de Noreña. Era una gran cocinera y mi abuelo un gran comión !! qué felices estaban juntos !!. Recuerdo el bar al que íbamos a recoger los calamares fritos que ella había encargado, donde nos dejaban entrar en la cocina para ver como los preparaban. Me entusiasmaba el enorme tamiz de aluminio para retirar la harina, creo que estaba al lado del Kiosko de la Música y que se llamaba La Imperial. Recuerdo también una señora que vendía en un diminuto local pastillas de leche de burra jajaja, menudo nombre, o unas bolitas de chicle fucsias. Sobre todo recuerdo las riquísimas Rosquillas, finas, suaves, crujientes y muy delicadas que ella nos compraba para llevárselas a mi madre, byPalmiría

El otro día me acordé de ellas y brujuleando por ahí encontré el blog de Angela y su receta. Las dos avisamos, tienen un agujero en medio que al menos yo no lo he hecho por pereza, no sé si a ella le ha pasado lo mismo. la Confitería se llama Alicia aunque byPalmiría la llamaba "de las Vigil".

Galletas de Mantequilla, "Peponas" de Noreña (Asturias) : ( 20 uds. aprox)

  • 150 gr.  de Harina de Trigo
  • 100 gr. de Mantequilla
  •   50 gr. de Azúcar Glace
  • 1 Huevo para barnizar


En un bol mezcla el azúcar con la harina, incorpora la mantequilla diluida y amasa hasta que la masa no se pegue a las manos, es una masa quebradiza, quizás necesite algo más de mantequilla.

Envuelve en papel film y reserva en la nevera alrededor de una hora. Forra la encimera con papel vegetal, incorpora la masa y cubre con otro papel. Extiende con el rodillo hasta conseguir una masa fina, si es posible de 1/2 cm. de espesor. Corta con un molde redondo y si no te da la vaguería como a mí, haces un agujerito en medio, con una boquilla de manga pastelera, por ejemplo. Prometo repetir y hacerlas como son!!! incluso más finitas.


Pinta con el huevo medianamente batido e introduce en horno precalentado a 200º durante 10 minutos o hasta que empiecen a dorarse. Me han encantado, repito seguro y no sé porqué tengo la sensación o intuición que aún estarán más parecidas si combino la harina de trigo con maizena. Ya te contaré. Jejej, en la foto si cuentas, falta una...

Espero que te guste, a mi abuelo y a Tía Bernarda les hubiese encantado probarlas, se las haré a byPalmiría a ver que le parecen. Gracias Angela por tu receta. Bssss

6 comentarios:

  1. Unos recuerdos preciosos,y las galletas seguro que buenísimas,me gustan las recetas que nos recuerdan viejos tiempos.besinos

    ResponderEliminar
  2. Estos tipos de galletas son ideales para una buena merienda en lo que estoy seguro que al saborear nos trae muchisimos recuerdos. Besos Marga

    ResponderEliminar
  3. Que bonitos recuerdos de tu infancia Marga, una historia entrañable, y las galletas "comestibles"!! un beso

    ResponderEliminar
  4. Me ha encantado el nombre, peponas, si es que la historia tiene más peso en el sabor de lo que pensamos, sobre todo la familiar. Me gustan sin agujero, las podremos decorar ;)
    Besos guapa

    ResponderEliminar
  5. ¡¡¡Las he hecho y están geniales!!!
    Si quieres verlas, te dejo el enlace.
    http://lolacocinaypinta.blogspot.com.es/2016/03/peponas-de-norena-asturias-tuneadas.html
    ¡Gracias!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lola voy a verte, no te leí hasta hoy, perdona qué ilusión me hace, bsss

      Eliminar

Me encanta que dejes tu comentario, me alegra el día.