jueves, 15 de enero de 2015

Pan de Hamburguesa II



#soyfan total de amasar mis propios panes. El pan de hamburguesa os lo había enseñado a preparar aquí, en este caso lo había hecho con aceitunas negras que le dan un sabor fantástico. Esta vez lo he preparado "comme il faut", con sus semillas de sésamo. He seguido paso a paso mi anterior receta aunque he cambiado el tipo de levadura, he utilizado la fresca de panadería. Este cambio me ha encantado ya que los bollitos han quedado con una textura mucho más blanda. Os lo recomiendo.




Desde que he descubierto las hamburguesas de buey de waygu, raro es la semana que no las prepare  como os conté aquí. No necesitan casi ningún aditamento, tienen un sabor tan exquisito que da pena esconderlo con otros ingredientes. Hoy he comprado las mini, vienen en una caja de 8 por la que he pagado 7 €. Merece la pena, ya me contaréis.



Pan de Hamburguesa II: (18 bollitos)

  • 300 gr de Harina de Repostería
  • 150 ml de Leche Semidesnatada templada 
  • 12,5 gr. de Levadura Fresca de Panaderia
  • 1 huevo mediano 
  • 10 gr de Azúcar 
  •  5 gr de Sal 
  • 15 ml de Aceite de Oliva 0,4º
  • Semillas de Sésamo
En un bol, mezclas los elementos secos, incorporas la leche donde has deshecho la levadura, el huevo semi batido (reserva un poco para pintar)  y el aceite.  Amasas hasta que la masa esté lisa, retiras en un lugar sin corrientes de aire tapado con un paño de cocina durante una hora o hasta que doble su volumen. Espolvoreas la encimera con un poco de harina, incorporas la masa, desgasificas y divides en 18 porciones o en las que quieras, dependerá del tamaño de tus hamburguesas. 
Formas los bollitos que vas colocando en la fuente de horno que has cubierto con papel vegetal. Pintas las masas con el huevo que habías reservado y espolvoreas las semillas de sésamo, introduces en el horno frío durante 40 minutos, deben de crecer un poco más.
Aplastas suavemente cada bollito con la palma de la mano e introduces en el horno que has precalentado a 180º durante 12-15 minutos.



Incorporas en una sartén o plancha caliente las hamburguesas. No es necesario que pongas aceite, es suficiente con la grasa que expulsa la carne, les das la vuelta y si te gusta añades un poco de queso. Retiras de la sartén, las he comido con una buenísima salsa de cabrales que compras ya preparada. Sino te gustan las hamburguesas, no dejes de hacer los bollitos, están exquisitos y te servirán con cualquier relleno. Espero que os guste, bsss

11 comentarios:

  1. Menuda pinta tienen!! Donde compras la carne de hamburguesa?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. aquí la compro en Alimerka Raquel

      Eliminar
  2. Pues yo casi no horneó pan..pero cada vez que veo vuestras ricas recetas me dan ganas. Que ricos estos panes. Un besoteee.

    ResponderEliminar
  3. Hace mucho que no hago panecillos de hamburguesa, con lo ricos que están! tomo nota de tus consejos

    ResponderEliminar
  4. Marga, ya solo te falta hacer también el queso y tendremos una hamburguesa 100% made by la cocina de las casinas. Qué nivel, todo casero. Me encanta.

    ResponderEliminar
  5. Que panecillos mas buenos, me dan ganas de ponerme a ellos, bssss

    ResponderEliminar
  6. Yo también te voy a copiar porque no llevan mantequilla y tienen una pinta estupenda.
    Pones que usaste levadura fresca, pero en los ingredientes escribes, seca.
    un besooo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. gracias Marisa, qué cabeza, ahora lo cambio, bsss

      Eliminar
  7. Qué bonitos te han quedado, dan ganas de ponerse a hacerlos. Los que venden son tan blandos que al llenarlos se pegan al paladar comiendo, pegajosos. Los caseros son otra cosa

    Buen fín de semana!

    ResponderEliminar
  8. Te han quedado geniales!! me parece una receta estupenda y con tu permiso me la guardo.
    Espero que las fiestas hayan sido estupendas y te deseo lo mejor en este 2015. Un abrazo, Clara

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. gracias Clara, te deseo que tu 2015 sea espléndido!!!

      Eliminar

Me encanta que dejes tu comentario, me alegra el día.